Página para uso interno. Estudio preliminar.

¿Cómo respondió Cuernavaca a la Jornada de Sana Distancia?

Los indicadores de movilidad ayudan a analizar el acatamiento social al #quedateencasa

Para minimizar el grado de transmisión por la epidemia actual de coronavirus, se necesita que una gran mayoría de la población se adhieran a la cuarentena. Los mensajes y normas de salud pública efectivos causan que la gente se quede en casa, lo cual resulta en menos casos de #COVID19mex.

Tras semanas pico de cuarentena a lo largo de Abril y primeras semanas de Mayo, la gente de Cuernavaca comienza a asomarse de sus casas. Pero, aunque se propone el desconfinamiento y el regreso a actividades, es importante recordar que la epidemia sigue en pie y todavía no existe vacuna.

Los Morelenses, en general, parecen preferir permanecer en casa en lugar de apresurarse a salir, pero los datos de movilidad muestran una tendencia de movilidad en incremento. Según un estudio publicado por investigadores de Estornuda.me, quienes comunican ciencia y datos de inteligencia georeferenciada, el menor grado de movilidad se observó las primeras semanas de abril, lo cual coincide con la promulgación de entrada a fase 3. Durante ese tiempo, los morelenses permanecieron quietos 79% más que en épocas normales. 

Aunque algunos municipios comenzaron a relajar restricciones, escuchando a autoridades de salud (y tal vez un poco inquietos de permanecer tanto tiempo en casa), la gente decidió permanecer quieta solamente 60% menos a comparación de épocas normales. 

Estos porcentajes varían considerablemente por geografía. La gente de algunos municipios parecen apenas salir de casa, sobre todo en áreas metropolitanas extensivas, como lo es el municipio de Cuernavaca. Al menos un pequeño segmento de la población parece estar transitando casi igual a cuanto salió a inicios de Marzo.


¿Qué son los estudios de movilidad?

Los mapas de movilidad presentan estadísticas agregadas sobre un número de índices de desplazamiento de geografías de interés. Los patrones de movilidad durante la crisis se comparan con los niveles observados antes de la crisis. Esto provee indicadores sobre el comportamiento a gran escala de la población.

¿Cómo ayudan a enfrentarnos al COVID-19?

Cuando las autoridades de salud comenzaron a surgirle al público que permanecieran en casa y que cerraran negocios, los mapas que cuantifican el movimiento promedio de la población surgieron como una herramienta para evaluar los factores y la eficacia de mensajes de las autoridades de salud pública. Este tipo de estudios ayudan a autoridades de salud a interpretar la información que necesitan para responder a la epidemia y planear la reapertura económica. Además, ayudan a la gente en casa a entender el mundo a su alrededor.

Los datos y “dashboards” que (anónimamente) miden como la gente se mueve en ciudades tuvieron un auge durante la epidemia de COVID-19 en Estados Unidos y Europa. Actualmente ayudan a las autoridades a recibir retroalimentación sobre la efectividad de cada mensaje público y a estimar el riesgo de un rebrote al planear la estrategia de reabrir la sociedad. Aunque compañías como Google y Facebook han compartido gráficas que dan indicación al comportamiento de la población, creado con datos de Google Maps y de plataformas de redes sociales, estas son limitados en cuanto a:

a) la resolución de geotemporal,

b) la incógnita sobre la metodología y datos utilizados, y

c) la inhabilidad de los usuarios de estas gráficas estudien los datos para plantear hipótesis y responder preguntas incisivas.

Es por esto que es fundamental generar herramientas que permitan a investigadores y a periodistas analizar y comunicar información de temas primordiales para resguardar la salud publica y economía nacional. Estas herramientas ser intuitivas para audiencias no técnicas y deben proveer transparencia en cuanto a la metodología y fuentes de datos.


¿Qué sigue?

Objetivo

Generar y publicar visualizaciones interactivas que ayudan a analizar los factores de cómo la sociedad responde a las normas de salud pública frente al COVID-19. 

Este tipo de herramientas ayudan a las autoridades de salud en cada país con herramientas de análisis de datos que tal vez no desarrollarían internamente. Ya que éstas permiten obtener retroalimentación validada al día siguiente de haber implementado estrategias y comunicados públicos que influyen la movilidad poblacional con el objetivo de resguardar la salud colectiva durante los siguientes meses.

Metodologia

El análisis de movilidad de las personas presentará información acerca de la movilidad por áreas geográficas por día. Estos números corresponden a la reducción en el porcentaje de personas que recorren más de 1 km por día y el desplazamiento aproximado total. Esta diferencia se expresa con respecto a una semana de referencia representativa pre coronavirus.

La información se analiza por áreas geográficas definidas a nivel estatal, y se puede desplegar por nivel municipal y hasta por perímetros que cercan áreas de interés. 

Datos

Los datos para realizar este estudio fueron compartidos por Estornuda.me y sus partners, de su dataset de métricas de distanciamiento social. Este estudio estima la porción del tiempo que la gente permanece en casa para cada estado. Los números fluctúan de día a día y entre estado y estado. Ademas, el número total de dispositivos varía entre poblado. Para atender estos retos, se aplican normalizaciones a los datos. Dado a que la gente tiende a viajar mayor distancia de de casa los fines de semana, se calculó un promedio móvil de 7 días, lo cual resulta en cada “día” incluyendo 5 días de la semana y 2 días de fin de semana. Las figuras de urbanización y entidades geopolíticas se generaron con datos de Sistema de Información Geográfica proporcionados por la INEGI.